viernes, 15 de enero de 2016

Leonel Rugama Rugama

  
Juventud reivindica legado de guerrillero Leonel Rugama
Nicaragua conmemora 46 años de la caída en combate del joven poeta y guerrillero sandinista José Leonel Rugama Rugama. El 15 de enero de 1970, Leonel Rugama murió combatiendo contra un batallón de la guardia somocista.
Junto a él también fueron abatidos los combatientes Róger Núñez Dávila y Mauricio Hernández Baldizón. El hecho conmocionó al país pero no logró apagar la voz del poeta guerrillero.
A 46 años de su tránsito a la inmortalidad, el legado de Rugama es reivindicado por la juventud en una nueva etapa de la Revolución Sandinista.
Manuel Gámez, primo hermano en segundo grado del poeta guerrillero, profundiza en las diferentes facetas de la vida de Rugama, señalando que Leonel fue un niño excepcional.
Gámez explica que la primera fuente de influencia de Rugama fue su mamá, doña Cándida Rugama, cuyo oficio de profesora de primaria alternaba con lectura de clásicos de la literatura.
"Aún en sus limitaciones económicas eran muy asiduos y tomaban con mucha profundidad la literatura. Toda esa atmósfera fue nutriendo a Leonel. Mientras nosotros nos relacionábamos con chavalos de nuestra edad, Leonel se relacionaba con gente intelectual. En la avidez de conocer el mundo se relacionó con personas que tenían gran acervo intelectual en Estelí, eso fue moldeando su personalidad", dice Gámez.
A temprana edad Leonel también demostró un marcado sentido humanitario y sensibilidad social, que lo llevó a iniciarse en el seminario.
Parte de su vida transcurrió en León, donde estudió en el Colegio Tridentino San Ramón, luego siguió sus estudios en Managua y coronó su bachillerato en Estelí.
A pesar de su compromiso con la religión y la fe, Rugama no fue un seminarista encasillado en lo eclesiástico, asegura Gámez.
"Cuando él está en 4to año se da cuenta que la respuesta para reivindicar las injusticias del país y lograr una sociedad más justa no era a través de la sotana. Con la sotana no lo iba a lograr. El renuncia a esa opción y busca la opción más activa del Frente Sandinista. Se retira del seminario y viene a concluir su bachillerato a Estelí. En espera de ser becado para estudiar a Alemania, se involucra a través de José Benito Escobar en el Frente Sandinista", afirmó Gámez.
Rugama comenzó su trabajo en la guerrilla urbana como responsable de una célula del Frente Sandinista de Liberación Nacional.
"Leonel nunca se divorció de la existencia de un ser divino, nunca se divorció de su fe católica, junto con la Biblia caminaba su pistola 45. Tenía un carácter y temple cimentado con suficiente argumentos científicos y eclesiástico y terminaba imponiendo su criterio sobre los intelectuales de la época", explica.
En los años que Rugama se involucra en el Frente Sandinista, el Poeta que había comenzado su poesía con timidez sobre temas casuísticos o circunstanciales, inicia una poesía más comprometida y acusatoria contra el régimen somocista.
"La mejor poesía de Leonel se da cuando él está comprometido con el Frente Sandinista, en los años 68 y 69", señala Gámez.
Compromiso de Patria Libre o Morir
"Leonel siempre fue consecuente, él tomó las cosas muy enserio, fue consecuente con lo que decía, con lo que predicaba, consecuente con su vida y sus pensamientos", explica Gámez.
Con su caída extraordinaria, Rugama demostró que no había que tenerle miedo a la guardia somocista.
"La gente estaba viendo impávida, asombrada todo el espectáculo que estaba ocurriendo, eso marcó la vida del pueblo de Nicaragua, marcó la vida de muchos, hasta de nuestra familia", valoró.
"A partir de la muerte de Leonel las cosas fueron diferentes, nos hizo tener más arrojo. Leonel se convirtió en un icono que a 46 años de su caída se sigue presentando como uno de los valores y de los ejemplos para la juventud, para los estudiantes, para los revolucionarios", dijo Gámez.
Fuente de inspiración
Ramón Canales, Presidente de Unen en la Facultad Regional Multidisciplinaria de Estelí – Recinto Leonel Rugama, el poeta guerrillero representa un inmenso significado para la juventud y sobre todo para los estudiantes universitarios.
"Nos hace recordar a ese joven luchador con tanto entusiasmo, con tanta ímpetu que representa Leonel, escritor y sobre todo pues que era un joven que luchaba por los derechos de los estudiantes, de la juventud", explica.
"Nosotros estamos trabajando en la calidad de la educación, ya lo menciono porque Leonel fue un joven dedicado, entregado a los estudios, a la literatura. Es fuente de inspiración Leonel Rugama no solamente por lo revolucionario que era sino por la dedicación que él tenía en el estudio", afirmó el joven.
Sonia Tinoco Meza, vicedecana de la FAREM Estelí, recuerda que en 1979 ese recinto universitario fue inaugurado en la memoria de Leonel Rugama.
"Este nombre tiene que ver con todo lo que nos enseñó siendo muy joven y dispuesto a morir por esta Patria". En el recinto se conservan libros que pertenecían al poeta, así como una galería fotográfica que destaca las diferentes etapas en la vida de Leonel Rugama.
Ejemplo de muchos
Doña Cándida Rugama (Q.E.P.D) madre de Leonel Rugama, expresó en un testimonio grabado que ella se siente satisfecha porque su hijo ha servido de ejemplo para miles de muchachos que durante la lucha revolucionaria también ofrendaron su vida con valentía como lo hizo Rugama.
Sobre el sentido humanista y revolucionario de Leonel, doña Cándida, manifestó que al visitar los barrios marginados de Managua y al ver la pobreza que ahí había, fue que nació el espíritu revolucionario de Leonel Rugama.
"Él se dedicó a trabajar por la humanidad. Él quería que los niños gozaran de todos los privilegios. Cuando el miraba un niño desnutrido él le proporcionaba alimento, ropa", recordó.
Doña Cándida también recordó el célebre grito de Leonel "que se rinda tu madre". "Esta frase se ha hecho célebre pues en los campos de batalla y donde quiera se oye este grito", explicó.
Pensamiento marcado por el pueblo
Las hermanas de Leonel Rugama, señalan que su pensamiento estuvo marcado por el pueblo, los desposeídos y las dificultades que pasaba la gente pobre.
"Lo marcó mucho la desigualdad social. Eso lo marcó y su estadía en el seminario lo marcó también porque en uno de sus poema dice que iban a Acahualinca de paseo y el miraba la pobreza que había en Acahualinca", comenta Azucena Rugama.
"Al ver la pobreza él fue sintiendo por la gente. Comprometiéndose con los humildes, con la causa de los pobres, el miraba las necesidades que esa gente pasaba", explica.
Azucena Rugama destaca que Leonel quería ser sacerdote, pero un sacerdote comprometido, entregado al pueblo, como resalta el Papa Francisco.
"A mi hermano le encantaba leer la Biblia todos los días leía la Biblia, era de ir a misa diario. Muchos compromisos él los agarró de la Biblia", recordó.
Finalmente, Azucena reconoce que tanto la juventud nicaragüense, como el Gobierno Sandinista, están retomando el legado de Leonel Rugama, en cada persona a la que se restituyen derechos como salud, educación, trabajo y recreación.
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 

 Blog Red Nicaragüense de Luz http://renluz.blogspot.com/
( Red Estelí Cultural) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario