lunes, 1 de septiembre de 2014

FILEMON RIVERA QUINTERO



Filemón Rivera Quintero
Byron Javier Picado Molina
1 sept 2014
15 marzo 2017
Nace en Estelí el 10 de abril de 1942. Cae en combate el 13 de septiembre de 1975 en el cerro grande de Kuskawás, Matagalpa, Nicaragua.
Su padre, conocido como “El Chele” Marcos. …  fue carpintero, labrador, carretero, peón de carpintería y antisomocista como sus hijos.
Padre: Marcos Rivera 
Madre: Virginia Quintero. Administradora del hogar.  
Doña Fidelina Pérez de Rivera, 89 años de edad, falleció el domingo 17 de agosto 2014, en Estelí, su vela se realizó en su casa de habitación que cita del monumento Filemón Rivera una cuadra al oeste. Madre de crianza del comandante Francisco Rivera y Filemón, Rosario, María Félix; madre biológica de Onelia, Olga, Isabel, Alicia Rivera.
Fuente: Martha Marina González y Leonel Hudiel
XXXXX

Filemón se dedicó a:
-          Organización de sindicatos en  Estelí, comarca de Nacascolo, León, Jinotega,
-          En 1964 fundó Juventud socialista del norte
-          Formación de células campesinas y luego urbanas, en Estelí y su periferia
-          1965 a 1967 participa en los movimientos armados de Pancasán liderados por Carlos Fonseca
-          1968 recibe honor al mérito primer comandante del FSLN junto con José Benito Escobar

Tomado del libro biografía de héroes y mártires
Recopilación de Bayardo Gámez Montenegro
Archivo casa de cultura Leonel Rugama, Estelí.

XXXX
Estelí era uno de los departamentos donde el FSLN había mantenido un constante trabajo de base desde su fundación en el año 1961. Carlos Fonseca habló personalmente con un grupo de jóvenes, varios de ellos organizados en la Federación Sindical. Una buena parte eran los zapateros, con los que trabajaba Filemón Rivera en el Taller “El Zapatón”. Son ellos: Filemón Rivera, Adriancito Gutiérrez, Froylán Cruz, Filemón Moncada, Donoso Picado, Ricardo Rodríguez, Remberto Zeledón, Luis Pérez, Oscar Benavides y Salvador Loza Talavera. Filemón Rivera había sido jefe del regional varios años, antes de caer preso en 1969.
Filemón se destacó por su responsabilidad, su mística, su disciplina y entrega absoluta a la lucha. En 1965 pasó a la vida clandestina y participó en la jornada heroica de Pancasán. En 1969 cayó preso, y salió libre en diciembre de 1970. De inmediato se reincorpora a las tareas y luego pasa a la montaña, en donde se mantuvo hasta su muerte en combate en la unidad que dirigía Víctor Tirado López. De Filemón Rivera sólo hemos escuchado cosas buenas, y su trabajo, en su natal Estelí, dejó huellas profundas, y a su hermano Francisco Rivera “El Zorro”, quien fue, tal vez, su mejor alumno.

Mayor retirado Víctor Urbina con los seudónimos "Cesar',"Efraín " y "Juancito el humilde campesino", baqueano del comandante Carlos Fonseca un joven originario de Kukaguas departamento de Matagalpa:

a mi casa llega un grupo con el presidente de acción católica y le hablan a mi papa de la lucha guerrillera, porque ya el presidente de la acción católica está integrado a la guerrilla y el presidente logra convencer a mi papa para que colabore y apoye este movimiento guerrillero y acepta a integrarse a colaborar con guerrilla, y llego un grupo de guerrilleros a la finca y hacen su campamento clandestinos colaborar y comenzamos a garantizándoles los alimentos a los compañeros, el grupo que estaban en el campamento clandestino eran, Edgar Munguía Álvarez con el seudónimo "Ventura", Filemón Rivera Quintero con el seudónimo "Macario ", Víctor Tirado López con el seudónimo ' 'Ezequiel”, Jacinto Hernández con el seudónimo de 'Arnoldo , Francisco Rivera el zorro con el seudónimo "Rubén", y Francisco Ramírez Urbina con el seudónimo "Ulalio ':
Así me integro a la guerrilla a la edad de diez y siete años, estaba bien chavalo apenas me estaban saliendo los bigotes y así la familia también se vino integrando a colaborar con la guerrilla; éramos siete hermanos ya todos estábamos participando y colaborando, mi hermano Pedro Urbina y Aquiles Urbina fue uno de lo que cayó en combate en el cerro grande de Kukaguas y posteriormente mi otro hermano Marlon Urbina cae en combate y mi papa Lázaro Urbina, el muere en un enfrentamiento en el campamento en Zinica.
Víctor Urbina, ya con el seudónimo Cesar, ya comienza a la clandestinidad.
Nosotros ya estamos semiclandestinos pero siempre colaborando con los compañeros que están en el campamento en la finca, un día unas ·personas andaban cazando con unos perros cerca del campamento' los perros descubren a los compañeros e inmediatamente se dieron cuenta que eran guerrilleros , cerca de la finca había un hombre que tenía una ventecita de nombre Pedro Blandón, él era oreja de la guardia y los que descubrieron el campamento les comunican inmediatamente y él va a denunciarnos con la guardia hasta Waslala, lo cual nos da tiempo de internarnos más adentro a las montañas, porque para ir a Waslala duraba un día, en la finca solamente queda mi mama María Guillermina, a la mañana siguiente la guardia estaba en la casa y le preguntaba a mi mama que donde estaban mis hermanos y que si sabía algo de algunas personas que estaban en la finca, mi mama les dijo no me doy cuenta de nada y mis hijos no se encuentran porque andan buscando trabajo en Jinotega, porque aquí no hay trabajo y esta peligroso, la guardia saca sus bayonetas y se las ponen en el cuello, y les dicen: si no nos decís la verdad te vamos a matar, mi mama les dijo: si me van a matar mátenme, le estoy diciendo la verdad, la guardia se fue en ese momento de la finca y yo logro bajar en la noches de las montañas para convencer a mi mama que salga de finca porque yo estoy seguro que ellos venían a matar a mi mama, ella no quiere salir porque estaba llena de comida y era todo lo que habían logrado a construir con mi papa, yo le digo es más importante su vida que todo eso.
Logro convencerla y nos vamos a las montañas donde están todos los compañeros, a la mañana siguiente llegan unas patrullas de guardias y un helicóptero nuevamente a la casa, nosotros desde la montaña los mirábamos que comenzaron a quemar la finca desbaratando todo, quemando los beneficios donde guardábamos el café, quedando todo destrozado en cenizas y escombros para mi familia fue un gran dolor al verlos sin nada, pero al oreja que era Pedro Blandón pago muy caro porque le pasamos la cuenta como se lo merecía.
Como fue el bautizo de fuego de Urbina.
Nos informan que la guardia está maltratando al campesinado, y que había matado a la familia de Pedro Guillén  y a su mama y a otros más, fue entonces que me lleno de coraje de ver que la guardia genocida haga tanto daño a personas indefensas y humildes trabajadoras y hablo con el grupo de los compañeros y les digo.¡ que estamos haciendo comprometiendo al campesinado, yo no miro bien eso, si tenemos que luchar hagámoslo bien, hagamos algo contra la guardia, yo estaba tan indignado que esos momentos me consideraba bien armado y andaba una escopeta de siete cartuchos y los otros compañeros andaban una carabinitas vieja eso era todo el armamento disponibles pero yo pensaba que algo podíamos hacer y les propongo que emboscáramos a la guardia y nos enfrentáramos a ellos para que no tuvieran miedo me reúno con Tirado López y Jacinto Hernández para convencer al jefe que era la gata Munguía y le comunicamos nuestra inquietud él nos dijo hay un problema porque tenemos que tener una orden de la dirección' nacional y también no tenemos capacidad para pelear con la guardia ellos ya estaban bien armados con todas la logística y nosotros no teníamos nada, yo insisto y le digo que importa, pero tenemos la fuerza, la voluntad y el corazón, tenemos que hacer algo.
Francisco Rivera, El Zorro, y Filemón están de acuerdo conmigo, la gata Munguía al vernos tan decididos nos dijo: acepto, pero si salimos heridos inmediatamente nos pegamos el tiro de gracia, no hay medicinas ni que nos atiendan lo único que nos queda en esos momentos si salimos heridos es de pegarnos un balazo, todos estábamos de acuerdo con esa decisión.
Comenzamos a preparar la emboscada a la patrulla de la guardia nacional ellos eran dieciocho, entre ellos andaba un subteniente y un colaborador que estaba colaborando con nosotros, él era guardia pero no estaba de acuerdo con las maldades que hacían, él los informaba todos sus movimientos; llega el día y los emboscamos y mueren casi todos, sale herido el colaborador porque como andaba vestido de guardia lo confundimos y uno sale huyendo hacia la montaña y uno queda quebrado de los pies ese maldito es el que mata a Jacinto Hernández según relato posteriormente el informante, en esa retirada muere también el campesino de nombre Fidel Aguilar.
Buscamos los puntos que acordamos encontrarnos, pasamos por el primero, el segundo buscando a Jacinto Hernández, al no encontrarlo nos dirigimos al tercer punto , pero la guardia nos viene persiguiendo, cuando llegamos al punto; era una casa vacía de unos de los colaboradores, ya toda la zona está sola , por los combates, pasamos solo por la casa y nos dirigimos directamente hacia la montaña, cerca de ahí había unos colaboradores, las únicas personas que quedaban en la zona y nos enviaron comida y nos dieron información, que donde ellos había pasado un momento, Filemón Rivera con su baqueano que el andaba, ellos ya están en tercer punto que habíamos acordado, Jacinto manda al baqueano a buscar café; donde los colaboradores habían quedado, están en el punto y le dice al baqueano que postee un rato para descansar, no había mucho que el baqueano esperaba para que la guardia les cayera, él le grita ¡compa¡, ¡compa¡ cuando Filemón se percata la guardia ya lo tiene rodeado, el baqueano les tira un escopetazo y sale huyendo hacia los matorrales, en ese momento matan a Filemón Rivera en el cerro grande de Kuskawás el hermano del Zorro.
La guardia permanece en la casa donde mata Filemón Rivera, la guardia manda a traer a una campesina que colaboraban cerca donde muere Filemón.
Traen a la campesina para que reconozca el cadáver y le decía: conoces a este mallatoso, este es querido tuyo, -¡la campesina respondía ¡nunca lo he visto a este hombre, - ¡ la guardia insistía preguntándole¡ conoces a ese hombre, no, ellos le dicen te vamos a cortar un dedo si no los dice la verdad: unos a otro se decían violémosla, la campesina muy valiente no le sacaron la verdad a pesar de todas las torturas . Que le estaban haciendo esto nos cantó el baqueano que estaba mal herido en los matorrales, y estaba escuchando todas las barbaridades que estaban haciendo a la pobre campesina, ese fue mi primer combate en la comarca de Kukawas, nosotros éramos veinte compañeros y veinte más que eran jóvenes campesinos y unos viejitos que ellos estaban en un campamento a dentro de la montaña, este combate perdimos a tres compañeros grandes de corazón.

 Venancio Alonso. Estelí. 15 marzo 2017:
¿Cómo Murió Filemón Rivera? poco se conoce. en los próximos días sacaremos un reportaje-testimonio completo y pormenorizado, pero hay les va un adelantito.
1975: Se da la emboscada en Kuskawás el 09 de septiembre de 1975: Edgar Munguía Álvarez, dirige la acción Participan Víctor Tirado López, Filemón Rivera Quintero, Jacinto Hernández, Pedro Torres (hermano de mi doña Adelita Torres), Leónidas Gonzales, Serafín García, Víctor Urbina, Marlon Urbina, el Indio Emilio, Francisco Ramírez, ( chico Garand ) entre otros compañeros de luchas, en esa emboscada caen en combate 12 guardias Nacionales llevando otros guardias heridos a casa de Francisco Cruz, padre de Adela, y Pedro Torrez Cruz.
Filemón cae el 13 de septiembre 1975, cinco días después de la emboscada, ya en retirada salieron en dos direcciones al punto de reunión, Filemón se aguanta un rato para descansar ya que iba con los pies lastimados antes de llegar al punto de reunión acordado. Se quita las botas de hule, se recuesta en una troja y manda al compañero Leónidas Gonzáles donde una compañera colaboradora a traerle una jarra de pinol o pozol y café.
Llegando Leónidas donde la compa colaboradora y al entrar a su casita se encuentra con la novedad de que a su pequeña tierna, de meses de nacida, la tenía muerta, tendida en una mesa y le manda a decir a Filemón que le consiga unos cincuenta córdobas para enterrarla, le da los cincuenta córdobas que eran los únicos que tenía, entonces ella le dice que en unos minutos le va a llevar el café calientito ella misma, a pesar de su luto y acto de militancia revolucionaria. 
De regreso el compa Leónidas se encuentra con la patrulla de la guardia muy cerca de donde estaba Filemón, disparando con una Brownin tres veces, matando al guardia que iba adelante, este se corre cerro arriba, y el grueso de la patrulla se queda disparando sobre Filemón quien no le dio tiempo ni de ponerse las botas y la compañera quien estaba con el jarro de pozol en mano pasándoselo a Filemón, murió junto a él en ese instante, dice el compañero Leónidas, que la GN disparó como si fueran un montón de guerrilleros, eran más de cien guardias , los cerros retumbaban de los disparos oyéndose a varios kilómetros a la redonda. La niña muerta quedó en el ranchito y la guardia llego sin ningún remordimiento; le prendió fuego a la casita con el cadáver dentro.






No hay comentarios:

Publicar un comentario