lunes, 11 de diciembre de 2017

Actualización de energía de Diciembre 2017

 Imagen integrada
Actualización de energía de Diciembre 2017

por Lee Harris

http://www.leeharrisenergy.com

1 de Diciembre 2017

 

 Traducción: Rosa García

Difusión: El Manantial del Caduceo

http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

 

+ 

El tema central de Diciembre podría resumirse como nuestra vuelta a la vida.

Esta mañana, mientras sintonizaba intentando ver qué temas serían importantes durante este mes, el más significativo me pareció que sentiríamos una intensa energía de corazón que podría manifestarse de diferentes maneras.

 

Creo que este mes podríamos vivir asuntos que nos impacten a nivel de corazón en dos sentidos. Podría tratarse de asuntos que nos conmuevan y nos ayuden a conectar más profundamente, o bien que nos hagan sentir cierta pena o tristeza. Siempre que experimentamos dolor o tristeza, el resultado final es que nos volvemos más compasivos, más conscientes, y nos convertimos en "el cambio que queremos ver en el mundo" (una frase que suelo repetir en las últimas actualizaciones, porque ahora nos encontramos en ese momento vital). De manera que, todo eso que nos provoca inquietud o tristeza, que no nos gusta ver en el mundo y que nos gustaría que dejara de ocurrir, en realidad, está activándonos.

 

Claro que resulta doloroso ver cómo sufren nuestros hermanos y hermanas, pero es lo que está ocurriendo en estos tiempos que vivimos. Son tiempos de cambio y de desilusión ante los que podemos reaccionar de una forma u otra, dependiendo de nuestra perspectiva y de dónde resonemos emocionalmente. Podemos entrar en una espiral negativa de tragedia y de pensar que esto es el final, o bien podemos asumirlo como lo que realmente es, limitándonos a sentir lo que necesitemos sentir y, a continuación, transmutarlo.

Si permitimos que el duelo por la muerte de un ser querido se extienda durante años, estaremos apagando nuestra fuerza vital y dejaremos de avanzar y evolucionar. Por supuesto, podemos llorar la muerte de alguien a quien amamos todo el tiempo que necesitemos; la fase inicial de duelo podría llevarnos semanas o meses. Y nunca olvidaremos a esa persona porque ha dejado una huella imborrable en nosotros y nos ha ayudado a ser quien somos. Pero no podemos permitir que su muerte nos hunda. Es importante que consideremos del mismo modo la tristeza que sentimos por la situación del mundo. Porque estamos atravesando numerosos desafíos que podrían desestabilizarnos, hacernos sentir impotentes o que nos hagan cuestionarnos por qué estamos aquí.

 

Sé que muchos están aún en ese proceso, debido a varios motivos. El despertar masivo del que oímos hablar durante años no siempre se nos presenta en un bonito envoltorio, ni como una visión idílica donde los ángeles cantan de fondo y de un día para otro todo es perfecto y armónico. Incluso si llegamos a vivir momentos maravillosos de despertar, después tenemos que volver a la Tierra y a nuestra condición humana. En realidad, la pregunta sería si ese despertar nos ayuda o no en lo que podemos hacer de cara a un bien mayor; si nos ayuda a mejorar nuestra vida y la de los demás.

 

En esta interesante etapa de la Historia, muchos atravesamos fases de desánimo, de depresión o de shock, porque buena parte de lo que está ocurriendo en el planeta y en nuestras vidas no se parece en nada a lo que imaginábamos que estaríamos viviendo a estas alturas. Es normal durante el despertar que en un momento dado comprendamos que no podemos continuar por el mismo camino.

 

Otros, en cambio, se sienten optimistas y entusiastas respecto a lo que el futuro les depara. Es posible que no sepan cómo lograrán sus metas porque, aquí en la Tierra, las cosas son así. Podemos tener una visión y decirnos: "Sé que quiero tener una relación maravillosa, que es importante para mi alma y para mí como ser humano, y deseo manifestarla." Y nuestra mente responde: "Bueno, no te gustan las páginas de contactos, no te gustan las citas rápidas…". Nada de eso importa. Cuando pones tu intención en algo y realmente deseas manifestarlo en tu vida, cuando lo escribes en un papel y confías, entonces, cuando sea apropiado para ti, el Universo hará que aparezca en tu camino.

 

Lo mismo les sucede a muchos que ahora se sienten fortalecidos. Durante los últimos meses ha estado llegando al planeta una enorme cantidad de energía de corazón y de creatividad. Cuando alquimizamos esta energía en nosotros, se convierte en algo muy poderoso que compartir con los demás. Podría haber despertado en ti el deseo de ser padre o madre, lo cual supondrá un viaje fascinante para tu hijo y para ti. O el deseo de celebrar reuniones en tu entorno que sirvan de apoyo a las personas que asistan. Porque, lo cierto es que nunca sabemos cuánto podemos estar ayudando a otras personas. Quizá organices algo, una fiesta, una reunión, y nunca sepas lo deprimido que estaba alguno de los asistentes, ni hasta qué punto ese encuentro quizá le inspiró a retomar su camino. Para eso estamos aquí: para generar un cambio fundamental en estos tiempos.

 

Muchos ya habrán superado el "periodo de duelo" (que posiblemente haya durado algunos años) y estarán pensando: "Ahora veo las cosas de otra manera, ya sé por qué estoy aquí. Ya no me dejo engañar como antes por el miedo que intentan inculcarnos. He comprendido que estoy aquí para vivir esta transición y ser parte del cambio."

 

Al mismo tiempo, tenemos que evitar que nos seduzca la idea de cómo creemos que debería ser ese cambio.

En los grupos y comunidades espirituales con los cuales he trabajado durante los últimos 13 años, en ocasiones he observado la tendencia a "inflarnos" y a creernos importantes ("Estoy en un camino espiritual, soy un trabajador de Luz, estoy haciendo esto que es tan importante…").

Está bien celebrar algo que hacemos en un momento dado, pero que no te seduzca la idea de que es más importante que lo que un médico o una madre de tu calle también están haciendo por el planeta. Porque entonces estaremos creando separación entre nosotros y las personas que quizá no sepan nada de ideales espirituales, pero que son todo corazón y presencia, y que también están aquí para apoyar esta transición.

 

Muchos trabajadores de Luz, personas con orientaciones espirituales, empáticos y sensitivos están siendo "activados" y se están arraigando, como preparación para los próximos 4-10 años. Resulta excitante pensar en lo necesaria que será su presencia. O bien, ese mismo pensamiento podría deprimirnos; la elección es nuestra. Y a mí también me ocurre; algunos días necesito dejarme sentir  tristeza durante una o dos horas para quemarla y poder llegar antes a un punto de equilibrio. Entonces me recuerdo: "Estoy bien, estoy vivo. No puedo dar nada por sentado, ni tampoco sé cuánto tiempo estaré aquí. Es cierto que este es un periodo complicado, pero ha habido periodos así durante cientos de años en nuestra Historia y también los habrá en los siglos venideros."

 

Que no te seduzca el pasado, ni el futuro; que no te seduzcan los cambios, ni lo que aún queda por manifestar. Dejarnos seducir por estas cuestiones podría llevarnos a un estado de inercia e impotencia que no nos permite pasar a la acción.

 

Retomando el tema inicial, la energía de corazón va estar muy presente durante este mes. Podrían presentarse asuntos que toquen nuestro corazón de alguna manera, que nos despierten tristeza, dolor o liberación. Pero también se darán extraordinarios momentos de conexión, de intimidad, de sentirnos muy seguros a la hora de sentir nuestras emociones y de sabernos a salvo en este planeta. Es algo que muchas personas comienzan a notar ahora, después de varios años en que quizá no era así; la espiritualidad constituía para nosotros una especie de refugio mientras aprendíamos a sanar nuestros traumas humanos.

 

Y, debo decir que los años que van desde el 2018 hasta el 2024 serán intensos en la Tierra. De manera que, si sientes que aún quedan restos de depresión, de desaliento, o de cualquier otro asunto que necesita ser sanado y despejado, te animo a que te pongas manos a la obra. No coquetees con la idea de hacerlo, ni hables del problema con tus amigos una y otra vez para al final no hacer nada. Haz algo. ¿Necesitas algún complemento alimenticio, tal vez considerar la posibilidad de recibir terapia semanal…? ¿Qué es lo que necesitas para volver a reconectarte con la vida?

 

Para el resto, para quienes están en un espacio intermedio y tienen la sensación de que su vida va a cambiar en los próximos dos años (pero aún no saben muy bien cómo ni en qué dirección), deben comprender que el no saber forma parte de la alegría del descubrimiento. Si algo he aprendido es que nunca sabemos qué nos espera a la vuelta de la esquina. No lo digo en sentido negativo; nuestra mente se asusta con facilidad ante la idea de no saber qué nos espera, y nos olvidamos de decirnos con una sonrisa: "No tengo ni idea de lo que aparecerá en mi vida en los próximos meses". Porque no lo sabemos, no importa lo intuitivos, lo sabios o experimentados que seamos; la vida es un gran misterio.

Sin embargo, lo que sí podemos hacer cada día es elegir cómo vemos las cosas y co-crear cómo queremos que sean con la ayuda del Universo. No desde un lugar de control, de miedo ni de separación, sino con la sensación de asombro y de maravilla de un niño. La palabra "maravillarse" está muy ligada a la energía de corazón. Este mes recibiremos numerosas invitaciones a momentos que podrían hacernos sentir asombro o maravilla, asombro en el corazón. Momentos especiales con personas que nunca habríamos imaginado, sanaciones con personas que no habríamos imaginado, pero también una sensación de asombro con nosotros mismos al comprobar nuestra capacidad de creación.

 

Recuerda: la energía del miedo crea separación, división y contracción. Esa energía de miedo nos está llegando continuamente desde varias fuentes, por lo que debemos comprobar a diario cómo nos sentimos y qué necesitamos, para poder elegir así qué vamos a hacer ese día en concreto. Cuando prestamos atención a todos estos puntos, de manera espontánea nos volvemos también más generosos con los demás.

 

Hace poco conocí a alguien que se sentía muy cansado, pero que no se permitía darse un respiro porque las personas de su entorno le necesitaban. Le dije que, si no le era posible ausentarse de su trabajo, que al menos se tomara una semana para recuperarse durante el tiempo libre. Lo hizo, y semanas más tarde me comentó que se sentía más fuerte; había podido retomar con más alegría la relación con su familia y sus amigos, y ahora también tenía más para darles. Aunque, primero tuvo que superar su propio juicio acerca de cómo iba a afectarles a los demás darse a sí mismo el tiempo que necesitaba.

 

Es algo que suele de ocurrirles a los sensitivos y a los trabajadores de Luz. Por tanto, confía y recuerda que no le debes nada a nadie. Cuando cuidas de ti mismo en primer lugar, de forma natural querrás cuidar de los demás después. Sin embargo, si no cuidas bien de ti, podrías caer fácilmente en el resentimiento, el juicio, la rabia o la frustración. Si sientes que emerge alguna de esas emociones, comprende que la emoción en sí no es mala, pero quizá te esté advirtiendo algo acerca de la situación en que te encuentras.

Piensa en ello. ¿Hay algo que necesitas ajustar o corregir durante este mes? Sabemos que Diciembre puede resultar un tanto caótico, con la Navidad, el consumo y todo lo que flota en el aire… Lo que realmente ocurre en Navidad es que las dinámicas familiares que posiblemente llevaban algún tiempo enterradas vuelven a salir a la superficie y todos nos estresamos.

Por consiguiente, pregúntate: ¿qué presencia puedo aportar a esta Navidad, cual es mi regalo personal a esta estación? Incluso si no celebramos la Navidad, siempre podemos estar lo más presentes posible y abiertos a la sensación de maravilla y de energía de corazón.

Gracias por estar ahí. Mucho amor para todos y nos vemos en 2018.

 Lee

 (c) copyright 2017 - all rights reserved by Lee Harris Energy

 

Las traducciones de los artículos de Lee Harris pueden ser descargados en archivo Word desde el sitio creado para el en http://www.manantialcaduceo.com.ar/lee_harris/energias.html 

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en http://www.egrupos.net/grupo/laeradelahora/alta

El Manantial del Caduceo en La Era del Ahora

El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.

Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.

 



 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 

 Blog Red Nicaragüense de Luz http://renluz.blogspot.com/
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario