martes, 12 de julio de 2011

La Historia de la Banda de Fotones, la Noche Galáctica y la Alquimia de Nueve Dimensiones

La Historia de la Banda de Fotones, la Noche Galáctica y la Alquimia de Nueve Dimensiones
 
"La Galaxia de la Vía Láctea es un sistema de diez dimen­siones de inteligencia cósmica que se expresa a sí mismo en nueve dimensiones. La primera dimensión tiene su fuente en la incipiente forma que se manifiesta como un sistema de inte­ligencia como es el núcleo central cristalino de la Tierra. Éste produce líneas luminosas de información que atraviesan las nueve dimensiones para llegar al centro de la Galaxia de la Vía Láctea. Al igual que cualquier otro sistema, la Galaxia evoluciona en el tiempo y crea en el espacio. El método de cada creación se genera en su propia primera dimensión y la intención de esta creación se origina en el futuro -la Mente Galáctica. Nosotros tenemos interés en acceder al conoci­miento sobre la órbita de la Tierra en torno al Sol, los patro­nes orbitales del Sol en las Pléyades y el sendero de las Pléyades en la Galaxia de la Vía Láctea. Para empezar, todo ha de ser examinado desde la perspectiva de Gaia que es la expre­sión de las tres primeras dimensiones de la Tierra".
"Comenzad siempre desde vuestra propia posición, es decir, desde el centro de la Tierra. Si tenéis dudas, observad la impresionante confusión que atrapa a los astrónomos. La Tierra gira alrededor del Sol junto con otros planetas y lunas que a su vez giran. El Sol es la octava estrella de la espiral ple­yadiana y las Pléyades forman una espiral dentro de la Galaxia mientras la Galaxia gira sobre su propio eje. Ninguna ciencia 3D puede describir estos ciclos y todos ellos sólo exis­ten si partís desde un punto determinado en el espacio y entonces cualquier observador se convierte en una posición perceptual. Las realidades son como pasteles de milhojas y sólo modelos multidimensionales pueden describir algo real.
Cuando os atrevisteis a despegaros de vuestra superficie terrestre mediante naves espaciales, pudisteis ver que sois un punto dentro del universo y ahora os estáis dando cuenta de que la única visión que tenéis es la percepción. Exploraremos esto juntos. Por ahora es suficiente con saber que entraréis en la Banda de Fotones cada vez que la Tierra entre en las eras de Leo y Acuario y que orbitáis en la Noche Galáctica duran­te todas las demás polaridades zodiacales de las Grandes Eras Cáncer/Sagitario, Tauro/Escorpio, Aries/Libra y Piscis/Virgo. En este momento os acercáis a la Banda de Fotones ya que estáis saliendo de la Era de Piscis y entrando en la Era de Acuario. (Ver llustr.1) [1]".
"El hecho de que la Tierra se haya explorado a sí misma a lo largo del tiempo tiene como resultado unas pautas orbi­tales y unos ciclos dentro de la Galaxia que acceden a nueve dimensiones perceptuales. La Mente Galáctica es capaz de sostener la idea de nueve dimensiones en trillones de siste­mas simultáneamente. Ha llegado el momento de expandir y anclar vuestra inteligencia mediante la percepción consciente de todo lo que existe en vuestro reino en nueve dimensiones ya que de esta forma vuestra mente se liberará".
"¿Cómo podría funcionar esto? Desde vuestro punto de vista, el núcleo de la Tierra es la primera dimensión (1D), la fuente de la armonía, felicidad y del estar enraizados. El mundo encima de esto, justo debajo de la superficie terrestre, es la segunda dimensión (2D), origen de los poderes telúricos y de los seres elementales. La existencia en el tiempo/espacio lineal es la tercera dimensión (3D). La cuarta dimensión (4D) es una zona no-física, arquetípica, donde habitan los senti­mientos, sueños y todas las conexiones con Gaia y dimensio­nes más altas. Los planetas manifiestan estos patrones arquetí­picos (4D) que, a su vez, expresan sus propias y diferentes ver­siones de la energía solar y estimulan patrones de conducta en la Tierra. Las Pléyades son la quinta dimensión (5D), la de los patrones de órbitas y ciclos de vuestro sistema solar y de la espiral pleyadiana. El sistema estelar de Sirio es la sexta dimensión (6D) de vuestro mundo y es la que crea construc­ciones geométricas de luz partiendo de las formas físicas 3D configuradas por sentimientos arquetípicos de 4D y sus patro­nes creativos de 5D. Éstos son los campos morfogenéticos que hay detrás de los patrones físicos en la Tierra". 
 
"La cuarta dimensión influye en gran medida en las rea­lidades de vuestro mundo tridimensional. Puesto que hemos vivido con vosotros en 3D durante este ciclo de 26.000 años, estamos ansiosos de ayudaros a comprender cómo habéis sido influenciados. Saber de la Banda de Fotones y de la Noche Galáctica os ofrecerá un modelo para entender la 4D que os situará en el lugar del observador con respecto a vuestras vidas, vuestros propios centros. Ahora os toca ele­gir si queréis seguir siendo marionetas que penden de un hilo y que son utilizadas para representar interminables dra­mas en el tiempo. Estamos aquí para ayudaros a comprender hasta qué punto os influyen todas las dimensiones y para que podáis reclamar vuestros sentimientos -que han sido complicados por 4D- determinando cómo y qué percibís. Sin conocer las mecánicas de percepción y sin saber lo que sentís, se os puede seguir manipulando eternamente. Admitiré que yo no conocía la intensidad de la manipula­ción 4D hasta que yo misma la experimenté a lo largo de los miles de años que ya comparto vuestra realidad. Ahora que salís de la Noche Galáctica, los Pleyadianos están encanta­dos de recibir vuestra sabiduría acumulada desde 8800 a.C. para poder analizarla y enviarla al Centro Galáctico".
"En vuestro sistema solar hay doce planetas que orbitan en torno al Sol -Mercurio, Venus, Tierra, Marte, los Asteroides (que, en su día, fueron planetas), Júpiter, Saturno, Quirón, Urano, Neptuno, Plutón y Nibiru. Muchos de estos planetas tienen sus propias lunas. Todos ellos, además de vuestra Luna y vuestro Sol, expresan las principales cualidades arquetípi­cas". El sistema zodiacal de doce es simplemente una división arbitraria de seis polaridades 4D, seis corresponden a la noche y seis al día, aportando una buena herramienta para descodificar campos de vivencias emocionales en 3D. Este diccionario de fuerzas energéticas muestra cómo las nociones de 4D provocan hechos en 3D. (Ver Ilustr. 2). Cada polari­dad es un espectro que va desde lo oscuro hasta lo claro. Cada sistema individual de doce es único y tiene su origen en su propio y singular centro, su punto de comienzo en 1D. La dimensionalidad es vertical pero el sistema de doce divi­siones se compone de planos horizontales. Los planos hori­zontales de los sistemas, que se forman a partir de nueve columnas verticales de dimensiones de luz, crean discos de campos vivenciales originando, a su vez, las realidades. La propia Galaxia tiene doce planos horizontales que pueden ser divididos en doce zonas vivenciales y las experiencias producidas generan un eje vertical, en ángulo recto, de nueve dimensiones. ¿Por qué doce? La verdad es que estos campos horizontales se podrían dividir de muchas maneras pero la división en doce facilita la armonía en la Tierra tal como fue ampliamente demostrado por John Mitchell, coau­tor de Twelve-Tribe Nation[2]".
"El planeta Nibiru, hogar de los Anunnaki, solía ser un planeta bastante alejado de Sirio A sin embargo, ahora es el más externo de vuestro sistema solar. Nibiru comunica a vuestro Sol con el sistema de Sirio. Este fenómeno fue exten­samente explorado por nuestro vehículo en Heart of the Cristos[3]. El sistema estelar de Sirio ha jugado un importan­te papel en la historia de vuestro sistema solar y, hace apro­ximadamente medio millón de años, Nibiru fue atraído par­cialmente hacia vuestro Sol cambiando su influencia, aleján­dola un poco del sistema de Sirio y acerándola más a vuestro sistema solar[4]. Aparte de ser la octava estrella de las Pléyades, vuestro Sol también es una estrella gemela de Sirio, A y, tanto vuestro sistema solar como el sistema de Sirio han asistido a Nibiru en su evolución. Estas astrodinámicas son el origen de leyendas como Caín y Abél, Horus y Seth y Quetzalcoatl y Tezcatzlipoca. Como veréis, en este libro se describen las grandes evoluciones previstas para Nibiru, Sirio, el Sol y las Pléyades. En vuestro sistema solar y espe­cialmente en la Tierra, existen los registros para la configu­ración de nuevas intenciones. Cuando vosotros llegasteis a este punto en la órbita galáctica hace 225.000.000 años, apa­recieron los reptiles en vuestro planeta y ahora tenéis una consciencia sutil de la inteligencia reptil ya que ellos están completando un enorme ciclo galáctico".
"La astrología geocéntrica -viendo el sistema solar y más allá de él desde una posición en la Tierra- es la herra­mienta más avanzada de la que disponéis en 3D para des­codificar el tiempo y la calidad de vuestro desarrollo. Como hemos dicho, la cuarta dimensión es el lugar donde reside vuestro cuerpo emocional que se rige fundamental­mente por las fuerzas planetarias arquetípicas de vuestro propio sistema solar. Las cualidades y las relaciones de estos cuerpos planetarios expresan realmente vuestro desa­rrollo personal. ¡Los ciclos de Marte generan, literalmen­te, vuestras sensaciones de poder y de ira! Sin la ayuda de la astrología geocéntrica, a la mayoría de vosotros le resul­taría muy difícil dominar el cuerpo emocional, ser objeti­vo y mantenerse en el lugar del observador durante las actividades cotidianas. La ciencia astrológica de la quinta dimensión os ofrece la libertad de no quedaros atrapados en el tiempo lineal puesto que analiza y describe las cuali­dades del tiempo. Gracias a ella podéis examinar los ciclos planetarios, determinar sus cualidades y prepararos para los distintos períodos de vuestra vida".
"La astrología os permite ver cómo el drama vital está condensado artificialmente en pasado, presente y futuro. Comprender esto os permite ganar perspectiva con respecto  las emociones que sentís -sirve para observar el reino de las emociones y detectar agendas, dramas, potencialidades y espíritus que os impulsan. Cuando dominéis este nivel de auto-observación o auto-reflexión, os daréis cuenta de que es precisamente a través de estos sentimientos que podéis acceder a otros mundos. Los sentimientos tienen un poder tremendo ya que son vuestro campo vibratorio no-físico que resuena desde 4D hasta 9D. Cuando veáis las cosas desde esta perspectiva ninguna vibración os podrá impulsar o manipular. Muchos patrones fascinantes surgen de vuestra riqueza emocional y espiritual y os dan acceso a chispeantes fondos de creatividad oscura y dinámicas danzas de luz".
"¿Cómo funciona este patrón dentro de la Galaxia? La luz de la quinta dimensión es estelar y es más sutil que la luz so­lar, la luz que procede del Sol y que recibís aquí en la Tierra.
Las Bandas de Fotones son 'donuts' de luz de 7D irradiados desde el eje central del Centro Galáctico. Giran y giran por la Galaxia hacia la oscuridad de la Noche Galáctica. (Ver Ilustr. 3). Los centros galácticos 9D son la oscuridad absolu­ta y, aún así, conforme giran sobre sus ejes, el sorprendente poder de sus vórtices dispara rayos 9D de sincronización galáctica. Estos rayos de sincronización surgen de centros galácticos, inherentes a los agujeros negros, impulsados por la rotación galáctica del eje. Estos rayos, cinturones, ejes y planos horizontales con agujeros negros en sus centros, son sistemas de organización de la inteligencia 8D. En la Galaxia de la Vía Láctea este esplendor 8D se conoce como la Federación Galáctica. Ella hace que la galaxia mantenga su forma mediante bandas de fotones formando autovías de información. Todas las estrellas que existen dentro de la Banda de Fotones generan espirales que atraen a otras estre­llas y estas `Estrellas Fotónicas' como, por ejemplo, Alción, son las bibliotecas de la Federación Galáctica. La estructu­ra global de la Federación Galáctica tiene su origen en la profunda e incomprensible vacuidad de los agujeros negros que dan a luz a las Galaxias partiendo de energía nuclear. Esta energía es la creatividad en estado puro. La divina mente vacua lanza su luz cósmica comunicando las galaxias entre sí y alumbrando a un mayor número de dimensiones dentro del Universo. El Universo en sí es la décima dimen­sión, el `todo' cósmico, que contiene todo aquello que per­cibimos desde la Tierra y no puede ser etiquetado, descrito o comprendido".
"Vuestro Sol está comunicado con las Pléyades mediante una espiral de luz estelar que emana de Alción. Imagináoslo de esta manera: vuestro Sol baña la superficie de la Tierra con luz tridimensional pero la Tierra también conoce la luz 4D gracias al sutil reflejo de la luz solar que envían la luna y otros planetas. La luz estelar es luz 5D que se mueve a través de las estrellas de las Pléyades -sale de Alción, pasa por Merope, Maya, Electra, Taygeta, Coele y Atlas y llega a vuestro Sol. Esto ha dado lugar a la leyenda que cuenta que Atlas sostiene la Tierra sobre sus hombros en el espacio. Cada estrella pleyadiana, excepto Alción que permanece eternamente dentro de la Banda de Fotones, viaja a través de la Banda 7D durante 2.000 años, tiempo terrestre. Luego, cada estrella del sistema viaja en la Noche Galáctica duran­te un tiempo terrestre variable. Las órbitas que contienen diversos astros en la Noche Galáctica son 6D, y la inteli­gencia 6D de Sirio A es la que conduce vuestro sistema solar a través de la Noche Galáctica".
"Las estrellas cercanas a Alción como Merope y Maya, pasan más tiempo dentro de las bandas fotónicas que en la Noche Galáctica. (Ver Ilustr. 4). Vuestro sistema solar pasa la mayoría del tiempo ahí fuera, en la Noche Galáctica -11.000 años en la oscuridad y 2.000 años en la luz. ¿Qué significa esto? Significa que varios miembros del sistema solar se vuelven muy densos mientras viajan por la Noche Galáctica y esto genera experiencias que se agrupan bajo el concepto karma -sentimientos 4D que buscan un modo de expresión creando así las acciones en 3D. Los astros que via­jan en las bandas fotónicas 7D no se vuelven tan densos, al contrario, se vuelven más multidimensionales. El resultado es que la acumulación de luz limpia los cuerpos emociona­les e intensifica la vibración en los cuerpos físicos. Cuando estáis en este estado de consciencia tenéis sentimientos. Pero estos sentimientos son meros impulsos que os guían para quedaros en vuestro centro. Entonces los sentimientos no provocan karma".
"La inteligencia de la Noche Galáctica, dentro de la oscu­ridad y lejos de la espiral pleyadiana, contiene las formas de los discos horizontales de cada estrella pleyadiana. Estos dis­cos se componen de doce divisiones que causan la densidad y crean la historia y las historietas dentro del gran ciclo del tiempo. Si fuera de otra manera sólo habría nacimiento, vida y muerte pero la memoria cíclica no existiría tal como suce­de con los animales. Tiene que existir un tejido de memoria creativa. Hemos de recordaros: los animales son superiores a vosotros. Su memoria creativa es estelar porque la Abuela Araña les creó primero a ellos. La Vía Láctea es un río de animales. Estos tejidos atraen a estrellas que crean mundos mediante la geometría sagrada -campos mórficos que gene­ran aún más ejes verticales 9D. Y esto sigue y sigue y, si sois capaces de imaginaroslo, también Maya tiene un disco con doce divisiones. Los `donuts' 7D de luz fotónica, procedentes del Centro Galáctico, son autopistas de información que estimulan la curiosidad. Los deseos de unión, de aparea­miento, de expresión de los dos extremos de la dualidad, tie­nen su origen en esta pasión. Este despertar impulsa a las bandas de fotones 7D a la búsqueda del Centro Galáctico. La curiosidad provoca que las varillas de luz fotónica 7D se enrollen sobre sí mismas formando los `donuts'. La Galaxia se desintegraría en el espacio vacío si no fuera por la grave­dad nuclear de su centro que emana pulsaciones de luz".
"Maya y vuestro sistema solar entran ahora juntos en la Banda de Fotones. Esta llegada une a los Pleyadianos con los Sirios para que puedan encontrar una manera de resolver el dilema que la Tierra tiene planteado con Nibiru. Los Anunnaki han ido demasiado lejos disparando karma en la Tierra. Tanto los Sirios como los Pleyadianos saben cómo Nibiru manipula a los habitantes terrestres en 3D. Como ya han dicho los Pleyadianos, ellos lo aprendieron por estar con los habitantes de la Tierra, y los Sirios se dieron cuen­ta de ello por estar con los habitantes de Sirio B. La nueva biología debe integrar todo este conocimiento. A partir del equinoccio de primavera de 1987 hasta el solsticio de invierno de 2012, la vida biológica se armonizará con la inteligencia divina de tal manera que el cuerpo emocional de la Tierra pueda soportar el próximo orgasmo galáctico. El orgasmo de la Vía Láctea ha de ser lo suficientemente fuerte para que pueda diseminar vida por toda la Galaxia. Si esto os pare­ce difícil de comprender, observad cómo los habitantes de la Tierra están pariendo con demasiada frecuencia debido a la búsqueda de una manera de soportar esta intensidad dentro de sus cuerpos".
 
"La Tierra es el laboratorio de Alción, Alción es la Biblioteca de la Tierra y Maya está controlando el horario para que nadie llegue tarde. Si todo esto os parece dema­siado complicado, recordad cuando jugasteis, siendo niños, con vuestro mecano y cómo os enseñaron que todo está organizado gracias a unas bobinas centrales que se conectan mediante pequeñas varillas de madera. Daos cuenta de que todo lo que os contamos ya existe en vues­tra memoria celular. Cada electrón es luz dentro de las moléculas de las células de vuestro cuerpo. En realidad sois más luz que masa sólida. La distancia, dentro de vues­tro cuerpo, de una molécula a otra es tan grande como la distancia que hay entre una galaxia y otra. ¡Dentro de vuestro cuerpo hay mundos y universos!"
"Alción aceleró a la Tierra mediante la amorosa vibra­ción pleyadiana en el Punto Cero y la expansión siria pro­vocó la encarnación de Cristo, un humano, portador de la inteligencia de las nueve dimensiones al mismo tiempo.
Cristo implantó la vibración de amor pleyadiano y esta vibración hizo que la Tierra se acelerase hasta 1987 cuando, durante la Convergencia Armónica, las semillas 9D se dis­tribuyeron por toda la Tierra. Estas semillas se convirtieron en flores dentro de cada cuerpo que liberaba esta esencia sobre Gaia. Gaia impulsará a cada humano, convertido en el Árbol Sagrado, por la Galaxia de la Vía Láctea al igual que hace un niño cuando sopla las semillas del diente de león".
"El diente de león es una planta solar y no puede multi­plicarse hasta que cada flor haya gastado su energía carbóni­ca. Entonces se reestructura en filamentos de sílice que pue­den salir volando y llevar la semilla a través del viento. Estas semillas se enraízan y transmutan más materia carbónica en sílice. Podéis comprender este proceso porque todos habéis cogido un diente de león cuando tenía el aspecto de una bolita de estrellas, habéis soplado y observado cómo sus deli­cados filamentos de sílice salían volando. Bueno, gentes, nos gustaría enseñaros cómo podéis perfeccionar vuestros cuer­pos basados en carbono y desarrollarlos hasta que se con­viertan en filamentos codificados de luz. Imaginad billones de filamentos de luz formando torbellinos alrededor de vues­tra garganta convirtiéndose en luminosas varillas verticales cada vez que expreséis la verdad. Todo vuestro cuerpo se ele­vará como un paraguas de filamentos transportándoos por toda la Galaxia para sembraros. Esto sólo es posible cuando identifiquéis y expreséis vuestra verdad a la que podréis encontrar gracias a los maravillosos encuentros que habéis tenido durante la Noche Galáctica con seres multidimensio­nales que, a través de vosotros, se exploraron a sí mismos en 3D. Os enseñaremos cómo identificar la vibración de cada una de las dimensiones que ha estado jugando con vosotros desde 8800 a.C. Éste es el contenido de la caja de Pandora".
"¿Abriréis la tapa de la caja de Pandora para que los Pleyadianos puedan ver lo que hay dentro? Sólo vosotros podéis averiguar lo que los Sirios o los Anunnaki han estado creando con vosotros. ¿Qué os aportaría acceder a vuestras historias más jugosas? Bueno, un Sirio podría lle­varos de viaje y enseñaros lo que hay debajo de la pata de la Esfinge, pongamos por caso. Un Henochiano podría llevaros a un viaje de ascensión al Centro Galáctico, tal como se describe en el Libro de Henoch[5]. ¿Os haría ilu­sión? Nosotros esperamos que sí, ya que cuando abrís los portales a los Sirios o Henochianos éstos también se abren para nosotros y nos dan la posibilidad de ver lo que están creando con vosotros. Queremos saber lo que han viven­ciado con vosotros ahí fuera en la Noche Galáctica por­que nosotros simplemente nos hemos bañado en la luz y no tenemos ni idea. Ha llegado la hora de renovar nues­tra Biblioteca en Alción".
"¿Por qué? Porque nosotros siempre configuramos una nueva intención evolutiva con vosotros cuando entráis en la Era de Acuario y no podemos hacerlo sin vuestros datos, sin el total de vuestras historias. ¡Soltadlo todo! ¡No conti­nuéis reteniendo estos magníficos poderes creativos que poseéis!"
"¿Qué os daremos nosotros? Los Maya nos han contado que han conseguido una manera de haceros ver que el futu­ro crea el presente. Ellos nos dicen que, después de jugar con vosotros durante eones, se han dado cuenta de que el factor tiempo empieza a fascinaros. Así que inventaron un juego para vosotros. Crearon el Calendario Maya con una fecha final y os lo revelaron. Cuando empezasteis a comprender su importancia pudisteis ver que estabais avanzando hacia el Fin del Tiempo siendo éste como una enorme fuerza de atracción que os succionaba hacia el espacio más profundo. Al iros acercando a este Fin del Tiempo, los Maya pueden volver a influenciar vuestra realidad en 3D dado que los dos estáis entrando en la Banda de Fotones; ellos están dirigiendo la orquesta que toca la `Novena Sinfonía del Fin de los Tiempos' y os están enseñando cómo afinar los instrumentos. Ellos compusieron la música para la Fiesta Cósmica y todo comen­zó con la `Oda a la alegría' de Beethoven. ¡Estáis despertando y os dais cuenta de que una intención futura está creando vues­tro ahora! La cosa tiene truco y está bastante embrollada ¿verdad? Bien, pero aún hay más cosas fascinantes. Para poder configurar una intención que pueda crear vida capaz de ser diseminada por toda la Galaxia al final del Calendario, es necesario que todo lo que incluyáis tenga una perfecta integridad. Para que la vida en vuestro ahora sea íntegra tiene que resonar con las fuerzas más poderosas de Gaia y lle­gar a los agujeros negros del Centro Galáctico".
"Sólo seres que acumulen suficiente conocimiento durante la Noche Galáctica podrán acceder a semejante integridad y dominar la alquimia de las nueve dimensiones. La concepción ocurre en la oscuridad del útero de la Diosa. De la misma manera el espermatozoide busca al óvulo, pero si no podéis ver en la oscuridad y no podéis anidar en el teji­do seréis expulsados de Gaia junto con su sangre. Sólo voso­tros sabréis cómo concebir dentro de vuestro Jardín. Los Maya y los Pleyadianos os pueden enseñar mucho sobre las herramientas que necesitaréis desde ahora hasta el año 2012; os ayudarán a abrir la caja de Pandora y a utilizar o transmutar todas las energías salvajes que hay escondidas en ella. Para poder manejar lo que salga volando de esta caja fantástica que contiene la inteligencia del interior de la Tierra, queremos enseñaros todo aquello que tiene que ver con la entrada de vuestro sistema solar en la Banda de Fotones. Como ya hemos dicho, tenéis que ver las cosas desde vuestro posicionamiento y nosotros os daremos las técnicas y los datos para construir un modelo que os ayude a entender vuestro movimiento hacia el Cinturón".
"Imaginaos a vuestro sistema solar como un disco en cuyo centro está el Sol y todos los planetas giran alrededor de él. Este disco se divide en doce zonas, las doce grandes Edades del Zodíaco. Conforme los planetas vayan atravesando estas zonas zodiacales, seréis capaces de localizar su posición con relación al Sol gracias a la ayuda de las efemérides astronó­micas. Por ejemplo, Venus puede estar en Leo o Escorpio, Plutón en Sagitario o Capricornio. ¿A quién le importa? Bien, cuando el disco solar penetre lentamente en la Banda de Fotones, el punto de entrada del disco es el punto de comienzo desde el cual se puede trazar una línea que divida a éste. (Ver llustr. 5). El punto de entrada -el equinoccio pri­maveral de 1987- y la velocidad de ingreso muestran qué pla­netas se encuentran ya dentro de la Banda. Estudiar la posi­ción de estos planetas que entran y salen de la sección cada vez mayor del Cinturón, os proporcionará una lectura perfec­ta de cómo vuestro planeta integrará la banda fotónica hasta el 2012. Este material es bastante complejo y cada vez cobra­rá más importancia. Estudiad el apéndice B para datos más exactos sobre el sistema solar dentro de la Banda de Fotones". 
 
"¿Hay alguno de vosotros que puede negar lo mucho que ha cambiado vuestra realidad desde la Convergencia Armónica? Estáis integrando la cuarta dimensión con ver­dadera rapidez y en 4D estáis recibiendo impulsos más fuer­tes que proceden de la quinta dimensión y de más arriba. Ahora percibís el cristal terrestre intensamente y sois bien conscientes de que el reino telúrico 2D está despertando. Un nuevo orden está emergiendo, vuestra luz está cambian­do y necesitaréis poder identificar cómo la luz fotónica os está transmutando, sobre todo desde el 14 de marzo de 1994 -el comienzo de la Precipitación Galáctica. No os dejéis engañar por científicos que dicen que esta alteración de la luz se debe al deterioro del ozono causado por la polución química. Aunque en parte sea verdad, vuestra atención es abstraída de algo mucho más grande que está sucediendo: el agujero de ozono se está agrandando debido a una transmu­tación fotónica para que los rayos solares puedan despertar al reino telúrico 2D a través de los polos norte y sur. Un patrón verdaderamente sorprendente se está desplegando y podéis ajustaros a él si sintonizáis con la vibración resonan­te del cristal de hierro 1 D en el centro de vuestro planeta". "Por ahora es suficiente si sabéis que la Tierra entró en la Banda de Fotones por primera vez durante el equinoccio de primavera del año 1987 y se ha ido adentrando en ella de forma continuada, cada vez más -contando a partir de aquel punto de entrada, cada año, una semana más por cada lado. El borde de luz fotónica está avanzando, centímetro a cen­tímetro, a través del disco de vuestro sistema solar. Los pla­netas más alejados del Sol que la Tierra han estado expues­tos a la luz fotónica durante sus órbitas en aquella sección del disco que ya está en la luz. La Tierra permaneció en la Banda de Fotones desde el 16 al 23 de Marzo de 1987 y luego, durante tres semanas, en 1988. La parte fotónica del disco aumenta en dos semanas cada año y precisamente la mitad de vuestro sistema solar estará inmerso en ella cuan­do la Banda de Fotones. alcance vuestro Sol durante el sols­ticio de invierno de 1998. Más tarde, cuando llegue el sols­ticio de invierno de 2012, la órbita completa de la Tierra estará sumergida en esta marea luminosa. Llegará el momento en el que todo el sistema solar estará totalmente inmerso en ella y la travesía por la Banda de Fotones, dura­rá los próximos 2.000 años".
"Durante el solsticio de 2012 cualquier inteligencia bio­lógica de la Tierra que sea capaz de resonar con esta vibra­ción galáctica será diseminada por toda la Galaxia. Las dimensiones que no puedan sostener el tono galáctico no podrán quedarse en la Banda de Fotones. Cada una de las nueve dimensiones está empezando a sintonizar con la Banda de Fotones. Tal como estáis en vuestra dimensión ¿sois una voz de dulzaina solitaria o sois una gran voz atro­nadora en esta magnífica coral? Para poder diseminar estas semillas por toda la Galaxia hace falta una gran sinfonía que pueda hacer vibrar vuestros filamentos de sílice y convertir los residuos carbónicos en diamantes. Beethoven regresará para escuchar sus propios cuartetos tardíos compuestos des­pués de su total sordera en 3D. Van Gogh, incluso, volverá a tener su oreja. Puesto que vuestras voces tienen que ser tan poderosas, vuestra vitalidad e integridad física han de ser muy grandes".
"De acuerdo con John Major Jenkins, la conjunción solar, junto con el cruce de la ecliptica y la Banda de la Vía Láctea, que se producirá al final del Calendario Maya, sucederá exactamente ahí dónde comienza la nube oscura de la Vía Láctea -una oscura nube de polvo interestelar, el agujero negro del centro galáctico[6]. Lo que quedará de la inteli­gencia biológica de la Tierra puede atravesar la Galaxia pasando por el útero de la oscuridad. En el siguiente capítu­lo descubriréis cómo Tezcatzlipoca y Anubis mantienen el sendero de vuestro sistema solar durante la Noche Galáctica y también veréis por qué estos grandes Señores Oscuros apa­recerán para sostener a la Tierra con su profundo conoci­miento de este proceso. Veréis cómo conocer la oscuridad es la clave para mantener la consciencia durante la inmersión en la luz de la Banda de Fotones. Por ahora, éste es el modelo de la Banda de Fotones, de la Noche Galáctica y de la Alquimia de las Nueve Dimensiones. Vamos a comenzar a explorar cómo estas nueve dimensiones funcionan en el tiempo y dentro de la Galaxia de la Vía Láctea, vuestro hogar este­lar".
2
LA BANDA DE FOTONES
 
"Antes de que el sol pueda reflejar la luz ¿Dónde está la luz? Los fotones salen de la nada, no pueden ser almacenados, apenas se les puede especificar en el tiem­po y no tienen hogar alguno en el espacio. Es decir, la luz no ocupa volumen y no tiene masa. La similitud entre un pensamiento y un fotón es muy grande. Ambos nacen en la región que está más allá del espacio y del tiempo, allá donde la naturaleza controla todos los procesos de la vacuidad, llena de inteligencia creativa".
Deepak CHOPRA
La Banda de Fotones y el Proceso de Transmutación
 
"La Banda de Fotones fue detectada por primera vez en 1961 gracias a los instrumentos de un satélite. [7] Más adelante, en los años 60, los terrícolas empezaron a focalizar su percep­ción más allá del planeta cuando los primeros astronautas viajaron a la Luna. Esto supuso un cambio de consciencia que iba más allá de los límites de 3D. Puede que la Banda de Fotones haya estado ahí siempre. Pero antes de que salierais de vuestro planeta no tuvisteis posibilidad alguna de saber­lo. Probablemente, lo que de verdad estáis haciendo, es explorar la identidad galáctica como una nueva y sencilla forma más global de pensar. Sea como sea, vuestra visión se ha expandido hacia la Galaxia. ¿Qué quiero decir con esto? Estáis empezando a concentrar vuestra percepción en un nuevo centro -los agujeros negros del Centro Galáctico de la Vía Láctea. Esto os proporciona la capacidad de alcanzar un nuevo escalón en vuestra evolución".
"A los Pleyadianos no les gusta que les acusen de ser demasiado concretos. A ellos les basta con saber que este cambio es meramente perceptual. No obstante, yo, Satya, astróloga de Alción, os diré que ya existe considerable evidencia de que las Pléyades y Sirio son los que os impul­san a expandir vuestra mente más allá de la atmósfera terrestre. El primer contacto moderno con los Pleyadianos comenzó en 1970 cuando el suizo Billy Meier informó y fotografió muchas naves pleyadianas. Las comunicaciones a través de diversos médiums han ido en aumento desde entonces y muchos de vosotros habéis oído que los indí­genas dicen proceder de las Pléyades. Un argumento de peso, referente al contacto entre la Tierra y Sirio, es la crónica descrita por Robert Temple en The Sirius Mistery,[8] publicado en 1977; él se plantea la pregunta de cómo una tribu africana, analfabeta, podía saber que Sirio era un sis­tema estelar trinario[9]. Es hora de que aceptéis que la Banda de Fotones es algo real -que existe en alguna dimensión. Podéis ver su influencia en la creciente popu­laridad del concepto. Cuando un número suficiente de indi­viduos asumen su influencia, la mera idea comienza a modi­ficar vuestra realidad. Por ejemplo, es posible que la Banda de Fotones sea sólo una metáfora particularmente apta para el concepto de la `Era de Luz'. Y aquí nos topamos, una vez más, con nuestros viejos amigos Berkely y Hume... ¿Cambiaría la Banda de Fotones vuestra realidad si no la estuvierais percibiendo?"
"Estáis entrando en la Banda de Fotones y nosotros, los Pleyadianos, que hemos estado íntimamente involucrados en la evolución terrestre, estamos siendo impulsados por el aumento de luz fotónica en vuestro reino. Según los físicos cuánticos, ambos componentes de una pareja de fotones con origen en un átomo de positronio mantienen siempre ángulos idénticos de polarización -la orientación espacial de la acción ondulante del fotón conforme se aleja de su punto de origen (el positronio original)- sin que afecte la distancia.[10] Esto supone que lo que le sucede a una partícula fotónica en alguna parte de la Galaxia, le sucede simultáne­amente a su gemela. Por lo tanto, lo que le está sucediendo a la estrella Maya de las Pléyades, le está sucediendo al sis­tema solar de la Tierra. Ahora es el momento de entender exactamente de qué manera la Banda de Fotones está sien­do el mecanismo de activación para el momento culminan­te del Gran Calendario Maya[11]".
"Los Pleyadianos saben mucho de este Cinturón. Dado que Alción siempre está dentro de la Banda, su Biblioteca contiene la mayor cantidad de información al respecto. Alción suministra gravedad estelar de las Pléyades al igual que vuestro Sol proporciona gravedad solar de vuestro siste­ma solar. De acuerdo con los físicos, la gravedad es la fuerza que reside en el núcleo de la Tierra y que atrae el peso hacia éste. Desde el punto de vista pleyadiano, la gravedad es la primera dimensión de cualquier sistema proporcionando los eslabones de comunicación entre las nueve dimensiones de inteligencia. Todas las demás dimensiones nacen en cual­quier punto 1 D y, conforme se alejan de su centro 1D, se vuelven cada vez menos sólidos. Yo, Satya, siempre he pen­sado que es un escándalo que vuestros científicos aún no sepan definir la gravedad. Lo gracioso del asunto es que están mirando al espacio exterior cuando deberían comen­zar la búsqueda dentro de su propio planeta".
"Visto desde Alción, vuestro planeta es como un último y perdido cordero pleyadiano que deambula ahí fuera en la oscuridad pero que de, vez en cuando, vuelve al redil. Ahora mismo os resulta más fácil comprender vuestra realidad si la observáis desde nuestra perspectiva y, por eso, nuestra voz colectiva 5D resuena con tanta fuerza en vuestras mentes. Alción es la madre de este rebaño pleyadiano".
"Al abrir ahora vuestro eje vertical de consciencia, des­pués de haber estado sumergidos en el plano horizontal 3D, los Pleyadianos estamos bastante preocupados por las histo­rias de horror que se han puesto en circulación con respec­to a la Banda de Fotones. ¡No hemos visto nunca semejan­te síndrome de polluelo asustado! Toda la información que os hará falta para ajustaros a un nuevo campo perceptual estará disponible en el mismo momento en que veáis las cosas desde una nueva perspectiva. Yo, Satya, estoy encan­tada de ofreceros la máxima de información posible que coincida con las fuentes de vuestros propios científicos ya que ésta os resulta más creíble y os ayuda a verificar aquello que ya estáis sintiendo. Claro está, que sería aún mejor si siguieseis simplemente a vuestros propios sentimientos, haya o no verificación".
"Un fotón es un cuanto (la partícula más pequeña) de energía electromagnética con una masa igual a cero -sin carga eléctrica y con una duración indefinida de vida. La falta de carga eléctrica y la larga vida hacen que mi existencia en Alción sea magnética y eterna. Si no fuera por mi relación con las otras estrellas pleyadianas en el espacio/tiempo, yo no expresaría ningún movimiento ni tampoco tendría medida -el método de creación de luz solar dentro de la oscuridad- ­tal como lo tiene vuestro sistema solar en la Noche Galáctica. Si no fuera por vosotros, yo, Satya de Alción, ni siquiera sabría que existo en esta profunda oscuridad. ¡Recordad! La oscuridad define la luz y por eso fui impulsada a iniciar el movimiento en el tiempo y la medida en el espacio difundiendo una espiral de luz. ¡Vuestra vida espiritual! Igual que Hathor, la Gran Diosa Vaca de Egipto, adoro alumbraros y gracias a vosotros puedo entender las realidades que existen en el inmenso espacio".
"Según la física cuántica, un positronio se compone de un positrón y un electrón y puesto que el positrón es el opuesto de la antipartícula del electrón, los dos colisionan en un momento dado y forman dos cuantos de luz o foto­nes.[12] Esta colisión transforma la dualidad inherente en luz y, puesto que el electrón es la unidad básica de activación -vida- provoca la transmutación del positrón -karma-. De modo que, conforme aumente la luz fotónica en vuestro sis­tema solar, vuestro karma se transformará en información ya que luz es información. ¡Cuando vosotros os desprendéis de karma, las antipartículas y los electrones colisionan formando cuantos de luz y la Banda de Fotones se manifiesta! Al aumen­tar la luz fotónica en vuestro reino, el poder de descarga de densidad os hace bucear en la profundidad de vuestro sub­consciente y así obtenéis información (luz) nueva sobre vosotros mismos. Cuánto más exploréis el karma, más vida será atraída hacia vosotros chocando con vuestra energía. Esta aceleración ya la estáis sintiendo".
"Os daré un ejemplo que os ayudará a tomar la Banda de Fotones en serio. Os motivará a prepararos. La Banda de Fotones ha estado provocando la liberación de karma nega­tivo a gran escala desde 1987; ¡nosotros, los Pleyadianos, estamos verdaderamente asombrados de la cantidad de karma negativo que estáis descargando! ¿Estáis notando la intensidad del procesamiento que está teniendo lugar en vuestro cuerpo emocional y la remisión de vuestras adic­ciones desde 1987? Ahora ya se han transmutado suficien­tes antipartículas emocionales y los electrones os activan dentro de vuestros cuerpos físicos. Hace miles de años vuestros cuerpos espirituales primero y luego vuestros cuerpos mentales fueron transmutados por la luz y ahora, a lo largo de la Era de Piscis, habéis estado transmutando vuestros cuerpos emocionales. El procesamiento de vues­tro cuerpo físico comenzó el 14 de marzo de 1994 supo­niendo la liberación de antipartículas, los así llamados `miasmas', de vuestros cuerpos"[13].
"Todos tenéis miasmas que tienen que ser eliminados de vuestros cuerpos. Son masas etéricas que contienen memo­ria genética o patrones de enfermedades de vidas pasadas; memorias de enfermedades de la vida presente que no fue­ron eliminadas sino suprimidas mediante vacunas que inhi­bieron la manifestación de la memoria de la enfermedad es decir, no fueron borradas. También pueden ser memorias de enfermedades que introdujisteis profundamente en vuestro cuerpo al ingerir antibióticos y sustancias químicas. Otro aspecto es la exposición a radiaciones cuando vuestro cuer­po, en realidad, sólo quería sanarse a sí mismo con la ayuda de su propio sistema imunológico o morirse para obtener una sanación total. Desde el 14 de marzo de 1994, estos miasmas son intensamente activados por la Banda de Fotones ya que vuestro proceso de sanación ahora tiene lugar en el reino de los elementales 2D. Vuestros cuatro cuerpos de consciencia van aumentando de densidad empe­zando por el espiritual y terminando con el físico y vuestro proceso de transmutación es cada vez más intenso".
"Conforme os vais adentrando en la Banda de Fotones, los elementales de vuestra integridad física -aquellas partes de vosotros que se agruparon para crear un cuerpo bajo el singular dictamen de vuestro alma- saldrán disparados y se unirán con las antipartículas convirtiéndose en luz. Cuando estéis inmersos en la Banda de Fotones, la profundidad de vuestro campo -vuestra rica memoria biológica en el tiem­po-- será vuestra verdadera imagen, siempre y cuando seáis capaces de eliminar estos miasmas. ¿Qué quiero decir con esto? En otras ocasiones he observado vuestra respuesta ante la total inmersión en la Banda de Fotones. Lo vi así en el 24.000 a.C. y, hoy en día, lo sigo viendo igual; veo un exqui­sito jardín rebosante de todas las especies, y, ahí estáis vosotros, metidos entre el follaje de las plantas al disiparse la ardiente luz solar. Vuestro entorno está lleno de vida y voso­tros estáis en samadhi. En vuestro cuerpo físico no hay mias­mas emocionales. Sois fotónicos -una masa de células que es inteligencia pura- porque os habéis liberado de toda la densidad acumulada a lo largo de la Noche Galáctica. El Consejo Supremo de Alción se reunió en aquel entonces, leyó vuestros códigos y trabajó con vosotros configurando la intención para los siguientes 26.000 años de evolución".
"Los directores galácticos -los Maya- han planeado la ascensión de la Tierra brillantemente gracias a que están estudiando los patrones de densidad de vuestro cuerpo emo­cional desde 3113 a.C. y, en el momento presente, siguen haciéndolo. Han calculado todo lo que hace falta para dar el siguiente paso -la limpieza de vuestro cuerpo físico- y saben que esto no es factible sin el poder inquebrantable de vuestro cuerpo mental. Es importante que sepáis cómo fun­ciona este proceso en el tiempo".
"En el futuro cercano existen dos fechas que os obsesio­nan actualmente: el nuevo milenio que comienza el 1 del 1 del año 2000 y el solsticio de invierno de 2012. Muchos de vosotros ya habéis empezado a notar el frenesí del milenio. Estáis esperando que vengan vuestros dioses a rescataros y no estáis completamente presentes en vuestro `ahora'. Os quedáis pegados a los televisores escuchando el griterío de los predicadores sobre el Fin del Tiempo y, mientras tanto, vuestros niños pequeños tienen hambre y están terrible­mente solos. Muchos estáis esperando que Jesús vuelva montado en una nube como si fuera una estrella tipo `cow­boy' de los años 50 de Hollywood. Un inmenso grupo lla­mado `Red de Luz' le estará esperando, a `Él' creyendo que llegará a la media noche del 31 de diciembre de 1999.
Cuando `Él' no aparezca los últimas sistemas de creencias del cuerpo emocional se disiparán y entonces entraréis en la fase más intensa de la transmutación que durará hasta el 2012. Durante todo este tiempo, se escuchará un suave y profundo zumbido vibrando en todo el planeta, como el que se oye en los grandes pantanos cerca del ecuador, y los indí­genas se embelesarán al sentir la pulsación del Centro Galáctico. De hecho, después del año 2000 d.C., cuando el Sol esté completamente sumergido en la Banda de Fotones, los habitantes de la Tierra pulsarán al ritmo de la Galaxia. La Galaxia pulsa todo el tiempo como si fuera un gran cora­zón que está latiendo pero no deja de ser un fenómeno muy sutil. Durante la total inmersión fotónica, la interconexión entre las parejas fotónicas se sentirá como formas ondulan­tes que resuenan, haciendo audible el pulso galáctico. El momento actual es un punto de convergencia de muchos ciclos. En tiempos así los Maya siempre llevan la batuta y saben perfectamente lo que hace falta para la ascensión. La ascensión supone vuestra vuelta al jardín de Edén con la memo­ria. estelar activada".
"El campo de Alción está lleno de fotones que resuenan con sus gemelos de otros puntos de la Galaxia. Alción no manifiesta cosas sólidas en el espacio/tiempo lineal. Positrones y electrones ya colisionaron, ya crearon parejas fotónicas y el proceso kármico de transmutación no forma parte de su realidad. Por eso percibís a Pleyadianos y Sirios como seres extraordinariamente amorosos. Hay Pleyadianos que tienen características diferentes pero siempre es Alción, la estrella central, la que vigila el rebaño. Estamos verdade­ramente fascinados con vuestra evolución en la dualidad y en nuestros corazones no hay ánimo de juzgar vuestro karma. Nos gusta estimular vuestra fuerza vital provocando colisiones entre vida y karma. Yo, Satya, adoro estar con vosotros en esta fase de incremento fotónico en la que se disuelven las dualidades para dar paso a un criterio unifica­do. Entonces puedo leer vuestra energía. Gentes, os digo que no tenéis nada que temer. La luz solar es un magnifico bálsamo que os ayuda en vuestro crecimiento y acelera vues­tra evolución durante la Noche Galáctica pero, al final de este proceso, volvéis siempre a la Banda de Fotones. La Biblioteca de Alción contiene los fotones analógicos de vuestra luz pues ¿qué sería una biblioteca sin libros? Me encanta cuando os auto-exploráis ya que me produce la sen­sación de teneros al lado leyendo estos libros".
"Las órbitas de las estrellas pleyadianas que están fuera de la Banda suministran los datos a Alción. Puesto que la memoria se atrofia cuando no se comunica, la espiral hace posible que Alción pueda expresar la memoria celular en el espacio/tiempo. De ahí la rica tradición oral que tienen los indígenas. También me gustaría haceros saber que las plantillas de memoria que hay en nuestra Biblioteca con­tienen sonidos codificados. Cuando suenan las historias, la apertura de la memoria hace que el patrón se convierta en una espiral que sirve de ayuda durante el salto crítico. Las espirales se generan gracias al sonido. En la época del karma, durante la Noche Galáctica, todo es infinitamente circular pero los datos que resuenan con la fuerza suficien­te para ser audibles hacen que los círculos se conviertan en espirales. Ésta era la razón por la cual estabais todos tan fascinados con vuestro `Slinky' cuando rodaba por las escaleras. Estoy bromeando ya que me he dado cuenta de que aprendéis más con vuestros juguetes que con vuestros libros. Os daré un pequeño consejo: cuando estéis leyendo y podáis escuchar el sonido del libro en vuestra cabeza, el libro es bueno. Vuestras palabras están maravillosamente codificadas con sonidos".
La Banda de Fotones, El Calendario Maya y las Pléyades
 "Sin vuestro viaje a través de la oscuridad, Alción sería existencia eterna sin inteligencia al igual que vuestro Sol no tendría creatividad si los planetas no orbitasen a su alre­dedor moldeando su experiencia mediante el tiempo y los ciclos. Hace algunos años mi vehículo, probablemente, no hubiera prestado mucha atención a los artículos de las revis­tas que hablan sobre la Banda de Fotones si no hubiese sido por el hecho de que Alción es la estrella central de las Pléyades, siendo vuestro Sol la octava estrella del sistema.[14] Este conocimiento ya existía en la profundidad de su mente dado que su abuelo cherokee le había dicho, años atrás, que su auténtico hogar estaba en Alción. Este recuerdo se des­pertó cuando estudiaba con Hunbatz Men, el guardián maya de los días. En su monumental obra, Los Calendarios Maya y Hunab K'U, se describen diecisiete calendarios maya -la mayoría, de ciclos cortos- y uno de estos calendarios mues­tra un ciclo pleyadiano 5D -el Sol girando alrededor de Alción en un ciclo que dura 26.000 años.[15] Este calendario hizo que nuestro vehículo recordara la historia que le conta­ron en su temprana infancia: Ella venía de Alción. Fue su abuelo, Wise Hand[16], él que se lo había contado ya que era portador, por parte de su madre, de los registros cherokee de Alción. El saber cherokee siempre pasa de mujer a hombre y de hombre a mujer. Para nuestro vehículo fue muy difícil integrar semejante información mientras crecía en Saginaw, Michigan. ¿Pero qué tiene que ver todo esto con la Banda de Fotones?"
"Mi vehículo se dio cuenta de que la duración del ciclo Pleyadiano, igual que el ciclo de precesión, dura 26.000 años y el final del Calendario Maya y la precesión en Acuario están muy cercanos en el tiempo. Así que pregun­tó a Hunbatz Men si el final del Gran Calendario coincidía con el calendario pleyadiano, `Calendario de Tzek'eb o Pléyades[17]*, y él lo confirmó. Rápidamente se dio cuenta de que la entrada en la Banda de Fotones coincidía exacta­mente y, dado que sabía utilizar métodos de análisis astroló­gico, ¡lo vio! ¡Nuestra Biblioteca leyó su ola de entendi­miento y nosotros también pudimos verlo! ¡El aumento de fotones en el sistema solar sería lo que dispararía el salto crí­tico de la Tierra al final del Gran Calendario Maya durante la Era de Acuario! Mi vehículo ya conocía diversos meca­nismos catalizadores de la astrología geocéntrica; tránsitos que se describen en el Apéndice A".
"En cuanto a lo que dice la ciencia con respecto a la posibilidad de que el sistema solar forme parte de las Pléyades, los investigadores Robert Stanley y Shirley Kemp, junto con los astrónomos Paul Otto Hesse, José Comas Solá, Edmund Halley y Friedrich Wilhelm Bessel, han afirmado que es científicamente factible.[18] En 1991, Robert Stanley informó sobre el descubrimiento de la Banda de Fotones gracias a los satélites y dijo: "Este exce­so de fotones es emitido desde el centro de nuestra Galaxia... Nuestro sistema solar entra en este área de nuestra Galaxia cada 11.000 años y permanece en él durante 2.000 años completando así su órbita galáctica de 26.000"[19]. La ilustración 4 intenta presentar un gráfico de este ciclo: Alción está inmerso en el Cinturón y se des­pliega en forma de espiral provocando que las estrellas pleyadianas giren dentro y fuera de la Banda. Mi vehícu­lo ha elaborado un modelo de la espiral de Alción que es factible en términos de distancia galáctica. La Tierra está inclinada con relación al plano giratorio de la Galaxia y es difícil visualizar y catalogar los movimientos de las estrellas en nuestro propio brazo galáctico. La forma en la que viajan las Pléyades como grupo es un tanto diferente a los otros grupos estelares de la Galaxia. El estudio del Movimiento Propio o Movimiento Universal de las estre­llas sugirió a la mayoría de los astrónomos antiguos que Alción era el Sol Central en torno al cual gira todo el universo[20]. Los Astrónomos aún no han inventado ins­trumentos adecuados para medir movimientos tan sutiles entre los astros que están separados por una gran distan­cia y que viajan en direcciones similares. Por eso, estas discrepancias relativas parecen infinitesimales desde la Tierra. El sistema solar, las Pléyades y Sirio rodean al cen­tro galáctico cada 225 millones de años. Puede que los astrónomos jamás reciban una verificación de la relación del Sol con los Pléyades o con Sirio; no obstante, ¿cómo es posible que tanta gente indígena de tan diversa índole, reclame un origen pleyadiano o sirio si esto no fuesen memorias ancestrales del sistema estelar del Sol?"[21] "Muchos médium han informado de un aumento de con­tactos con los Pléyades al mismo tiempo que mi vehículo estableció comunicaciones cada vez más nítidas con Alción. Hunbatz Men se ahogaba de risa cuando ella le dijo en broma que venía de Alción y que él debía proceder de Maya. Men no habla de la Banda de Fotones en Los Calendarios pero sí habla de `La Luz', la próxima `Era de Luz' que mi vehí­culo viviría algún día según el abuelo Hand. Esto, por supuesto, significa que habrá un aumento de fotones debido a la colisión entre karma y fuerza vital (kundalini), dando como resultado dos cuantos de luz interconectados".
"La activación de nuestro sistema solar mediante el Rayo de Sincronización Galáctica es un tema relacionado que reclama una atención cada vez mayor desde 1987 y fue descrito por el focalizador arcturiano José Argüelles. Este proceso comenzó hace unos 5.100 años y entró en su fase culminante -1987-1992- durante los días 16-17 de agosto de 1987[22]. Muchos indígenas de todo el planeta se sincronizaron con este rayo y los astrónomos confirmaron que, alrededor de estas fechas, el Centro Galáctico estaba emitiendo una enorme cantidad de energía. La Supernova de 1987 fue visible en los cielos durante el mes de febrero de 1987. Al igual que Argüelles, nuestro vehículo y su grupo estaban activando Palenque en preparación de la Convergencia Armónica. Nosotros, los Pleyadianos, sabe­mos que muchos habitantes de la Tierra son conscientes de que algo realmente grande se está desplegando puesto que sentimos cómo aumenta vuestra curiosidad y nos encanta. Hablando de parejas de fotones resonando cada uno con el otro a una gran distancia, ¿podría esta función significar que el grupo de Palenque contuviera partículas en sus cuerpos que estuvieran emparejadas con la forma ondulan­te de los fotones de la Supernova 1987?"
"La Tierra entra en Acuario cada 26.000 años cuando cada Gran Ciclo Maya finaliza y vuelve a comenzar. De acuerdo con las cosmologías azteca y maya, en el año 2012 finaliza un ciclo de 104.000 años que se compone de cuatro grandes Ciclos Maya. Esto coincide con las Cuatro Grandes Edades que describen los Aztecas señalando que la Tierra entrará entonces en el Quinto Mundo. Este ciclo también supone el fin de una órbita galáctica de 225 millones de años coincidiendo con la aparición de la especie reptil en la Tierra. Yo, Satya, os puedo decir que la energía del Rayo de Sincronización Galáctica de 1987 hizo que la Banda de Fotones obtuviese una nueva frecuencia dimensional, y, a su vez, hizo que todo el sistema pleyadiano cambiase configu­rando una nueva intención para el próximo nivel biológico de evolución más allá de la forma reptil. John Jenkins con­firmó definitivamente que el fin del Calendario coincide con el solsticio de invierno de 2012 cuando el Sol forma la conjunción con el cruce de la eclíptica terrestre y el ecua­dor galáctico, tal como se describió extensamente en el capítulo uno. Jenkins incluso argumentó que este cruce es el mensaje que está grabado en la tapa del sarcófago de Pacal Votan en Palenque.[23] En la ceremonia que se celebró durante la visibilidad de la Supernova en 1987, mi vehí­culo fue capaz de codificar esta pulsación en 9D del Centro Galáctico. Nueve dimensiones de memoria celu­lar despertaron en su cuerpo físico y lo mismo les sucedió a todos los demás humanos durante aquel momento".
"Cuando se activó la Galaxia de la Vía Láctea por el Rayo de Sincronización Galáctica, su esencia líquida de oscuridad comenzó a pulsar y bandas de fotones se con­virtieron en zonas de limpieza nuclear para toda la Galaxia. Gracias a ellas, cada astro y cada sistema de pla­netas pasan, tarde o temprano, por esta pulsación galácti­ca 9D. Estas bandas soportan la forma de los brazos galác­ticos llenos de una energía eléctrica que también está pre­sente en vuestras columnas vertebrales. Las pulsaciones en el interior de los brazos limpian distintas zonas de la Galaxia por medio de exquisitos sonidos galácticos y algu­nos de vosotros ya lo estáis sintiendo en la forma de des­pertar de la kundalini. Ahora ha llegado el momento de activación en los brazos galácticos justo en el lugar donde se encuentran las Pléyades. Como han dicho los Pleyadianos, al final del Gran Calendario en el año 2012, la inteligencia biológica se diseminará por toda la Galaxia a través de estas luminosas autopistas de información. Es como si las bandas de fotones estuvieran estimulando a las antipartí­culas a salir de su escondite en la Galaxia incrementando, de este modo, la fuerza fotónica en las bandas. Los Maya sabían que la limpieza de los cuerpos emocionales y, últi­mamente, de los cuerpos físicos de la Tierra iba a despertar la integridad biológica. Ellos presenciaron cómo las emo­ciones distorsionadas pervirtieron la integridad biológica porque Cortés y su séquito se lo hicieron ver. Supieron apreciar la posibilidad de poder mirarle a los ojos a este dios a pesar de que después fueran sacrificados por los españoles. Los Maya son ahora cuantos de luz que persua­den suavemente a más y más personas para que dejen de abusar de la Tierra. Están dispuestos a guiar al planeta durante el salto crítico del 2012".
"Una vez dentro de la Banda de Fotones, nada se quedará en la forma 3D a no ser que sea amplificado a nueve dimen­siones. Sí, esto es verdad, pero está sucediendo con la sufi­ciente lentitud para que todos vosotros podáis acelerar vuestros cuerpos y sincronizar con ello. Si elegís la activa­ción, el acceso a la clarificación energética existe en vues­tra propia columna vertebral que disparará todo el sistema eléctrico de vuestro cuerpo y el karma que necesita ser eli­minado se disolverá. Los fotones divididos emiten señales para que despierte la magnífica serpiente que vive enros­cada en vuestro chakra raíz".
La Medicina Serpiente y el Calendario Maya..


[1] En cuanto a la ilustración 1 y su descripción en el texto, hay que decir que el fenó­meno de las Doce Grandes Edades describe el ciclo del Sol alrededor de Alción, la estrella central de la Pléyades. La precesión de los equinoccios, que expresa el mismo factor de tiempo, es un efecto puramente terrestre y es el resultado del punto de cruce del Sol en su movimiento, a lo largo de 25.920 años, por el Ecuador celes­tial alrededor de un circulo imaginario en el cielo. Ambos ciclos están misteriosa­mente sincronizadas y este hecho está contemplado en el Gran Calendario Maya. Según Hunbatz Men, Los Calendarios Maya y Hunab K'U, páginas 233-240 (véase nota 8, Capítulo dos), estos dos ciclos están totalmente sincronizados. Esta com­prensión de Men es la que me llevó a la interpretación del ciclo de Grandes Eras y la Banda de Fotones en la ilustración 1. Véase también la nota 19, Capítulo siete.
 
[2] John Mitchell y Christine Rhone, Twelve-Tribe Nations and the Science of Enchanting the Landscape (London: Thames and Hudson, 1991).
[3] Clow, Christos, pp. 41-47.
[4] Sitchin, 12th Planet, pp. 214-54.
 
[5] Richard Laurence, trans., The Book of Enoch the Prophet (San Diego: Wizard's Bookshelf, 1983).
 
[6] Jenkins, "End Date", p. 60.
[7] Shirley Kemp, "The Photon Belt Story", Nexus (Feb. 1991) y Robert Stanley, "The Photon Zone: Earth's Future Brightens", Nexus verano 1991.
[8] N. de la T: El Misterio de Sirio, existe traducción al castellano
[9] Robert Temple The Sirius Mystery (New York: St. Martin's Press, 1976).
[10] Michael Talbot, The Holographic Universe (New York: Harper Collins, 1991).
[11] En general, se suele hablar de los Maya o Mayas como "Maya" pero cuando se habla del Calendario de los Mayas, se suele decir Mayas con "s" . El Calendario de los Mayas cubre 5.125 ó 25.625 años, ya sea un Gran Ciclo -5.125años- o cinco Grandes Ciclos -25.625 años. A los calendarios de periodos más cortos se suele hacer referencia llamándolos calendarios diversos de los Maya en este libro.
[12] Talbot, Holographic Universe, p. 36
[13] Véase Apéndice C.
[14] Kemp y Stanley, artículos sobre fotones arriba mencionados.
[15] Hunbatz Men, Los Calendarios Mayas y Hunab K'U (Juarez, México: Ediciones Horizonte, 1983)
[16] Mano Sabia.
[17] N. de la T escrito en castellano en el texto original.
[18] Men, Los Clanedarios, pp- 134-36.
[19] Stanley, The Photon Zone.
[20] Vivian E. Robson, The Fixed Stars and Constellations in Astrology (York Beach, ME: Samuel Weiser, 1979).
[21] Richard Hinkley Allen, Star Names: Their Lore and Meaning (New York: Dover Publications, 1963), pp. 391-413. Allen comenta en la página 393 que el ciclo de precesión de 25.900 años solía ser denominado "El Gran Año de las Pléyades".
[22] José Argüelles, The Mayan Factor: Path Beyond Technology (Santa Fe: Bear & Company, 1987), pp. 111 y 136; véase también la introducción escrita por Dr. Brian Swimme.
[23] Jenkins, "End Date", p. 54.

Fragmento, Fuente: Cosmología Pleyadiana.  Para ver gráficos y descargar el libro completo pincha el siguente enlace:

 
 
La Divinidad nos bendice siempre.
La Divinidad es en nosotros/as
Somos la Divinidad
Somos Uno 
 
Byron Picado Molina
SOCIEDAD BIOSÓFICA NICARAGUA (SBN)
Helena Petrowna Blavastky
"La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD iluminado 
con Valores aplicados"
Estelí,Nicaragua.
América Central
 
 
 
(Red Nicaragüense de luz)
 
 
( Red Estelí Cultural) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario